LA ESTRELLA DEL AIRE


Erase una vez un planeta donde la mayoría de sus habitantes vivían temerosos y enfadados. Eran desconfiados y se pasaban la vida echándose culpas los unos a los otros. Al no asumir su parte de responsabilidad se sentían impotentes para cambiar las cosas, y gastaban mucha energía intentando controlar lo que hacía el vecino. El miedo y la angustia se respiraban en el ambiente, creciendo y retroalimentándose.
De vez en cuando también se podrían ver otros seres, en apariencia bastante similares, que se distinguían por su sonrisa, su mirada abierta y su actitud positiva. Cuando se enfrentaban un problema primero examinaban qué tenían que ver ellos con eso, asumían su parte y empezaban a transformar la situación. Tenían una actitud amorosa y compasiva, podían ver el sufrimiento de los otros porque ellos también habían pasado por eso. Sentían que su misión era apoyarles para que descubrieran que la verdad estaba dentro de sí mismos. Con delicadeza iban ayudando a quitarse las distintas capas que impedían mostrar la belleza que cada uno aporta al mundo, sacar su luz. Estos seres eran como velitas que iluminaban la oscuridad, y con su fuego contagiaban y encendían otras velitas a su alrededor.
La única diferencia que había entre los cabizbajos y enfadados habitantes, y los luminosos seres era que estos últimos se habían atrevido a coger la nave del silencio y a transportarse hasta al Estrella del Aire. Allí descubrieron que el egoísmo y el control no sirven, es más, solo alejan de conseguir lo que verdaderamente se desea. Poco a poco, ayudados por las respiraciones profundas, la energía de la Estrella del Aire y el viento que allí sopla, se fueron despejando de las capas y armaduras con que se cubrían, hasta permitir que su luz empezara a irradiar. Una vez con luz propia volvieron al planeta del que procedían para transmitir su sutil mensaje, con la esperanza de librar del sufrimiento a los atormentados habitantes del planeta.
Y para retroalimentar su energía y su luz, de vez en cuando se reunían en Encuentros Interestelares de Ecogalaxias, donde intercambiaban su pasión y estrategias para ayudar a los habitantes a despertar de la pesadilla en que estaban inmersos, y así poder contemplar  la belleza que hay dentro de sí y a su alrededor.

GRACIAS POR TU LUZ Y LA BELLEZA ÚNICA QUE APORTAS AL MUNDO SIENDO COMO ERES
Junio de 2012
 

No hay comentarios: